Consejos para el Calzado del Bebé

 

El calzado ha de tener unas características propias del periodo de la marcha en que se encuentra el bebé.

 

ETAPA DE PREGATEO

En esta fase no hay necesidad de calzado, pues aún no se camina. Precisará patucos o calcetines:

  • No compresivo.
  • Sin forma de pie derecho e izquierdo.
  • Blando, flexible y transpirable.
  • Que proteja del frío.

 

ETAPA DEL GATEO

El bebé empieza a gatear, por lo que el calzado tendrá que responder a sus necesidades:

  • Suela flexible, transpirable y antideslizante.
  • Reforzado en la punta, pero sin ser rígido.
  • La suela debe prolongarse por la parte posterior.
  • Debe ayudar a la posición del pie en el gateo, no en el caminar.

 

PRIMEROS PASOS

Cuando el bebé empieza a caminar necesita un calzado resistente, pero que al mismo tiempo:

  • No oprima, sino que facilite los movimientos del pie.
  • Tenga la puntera redondeada y ancha, para que pueda mover los dedos.
  • Tenga una suela flexible y con buena transpiración.

 

CONSEJOS PRÁCTICOS Y DE INTERÉS GENERAL

  • Tener en cuenta el grosor, tejido y tamaño de los calcetines.
  • Vigilar que el zapato no se le quede pequeño, pues él no lo dirá.
  • Nunca pasar los zapatos de un hijo a otro, pues la forma del pie será distinta.
  • Es aconsejable caminar mucho tiempo descalzo, pero en distintos terrenos ( tierra, arena, hierba, …).

 

“La información descrita en éstas líneas tienen una función informativa y no pueden sustituir la evaluación realizada por su podólogo en consulta”